BLOG

Abr 20

Test Líquido de Frenos

Posted by Admin in Wordpress Design, Template

¡Un líquido de frenos en mal estado te puede costar la vida!


En la medida que el conductor del vehículo (automóvil o motocicleta) utiliza el sistema de frenos, el líquido de frenos incrementa su temperatura por efecto del calentamiento (material de fricción que hace contacto con los discos), llegando a su punto de ebullición y originando burbujas de gas por las altas temperaturas. Por otro lado, en la medida que corre el tiempo, el líquido absorbe un porcentaje mínimo de humedad por la exposición al cambio de temperaturas y a la temperatura del medio ambiente.

Aunque el líquido de frenos no es un fluido comprimible, el gas que se genera por las altas temperaturas generado sí lo es, permitiendo que el pedal sistema de sistema de frenos se ablande, produciendo una sensación de freno suave o con un mayor recorrido de lo normal en el pedal o en la leva de mano (motocicletas). Una vez el líquido absorbe humedad, el punto de ebullición de ubica entre los 140°C y 200°C, siendo un proceso más acelerado en la altura o cuando se conduce en vías en descenso, pues se generan mayores temperaturas por efecto de la frenada que terminan por afectar el líquido de frenos.

¿Cómo detectar problemas con el líquido de frenos?


El fallo más frecuente corresponde a una sensación “esponja” o de suavidad en el pedal o leva del freno, lo que en algunos casos repercute en un recorrido más largo en el pedal o leva cuando el conductor busca que el vehículo se detenga por completo.

Otro problema consiste en la asimetría en el sistema de frenado del vehículo, esto es, se genera un mayor desgaste en uno de los lados o de las ruedas, asunto que en casos extremos puede llegar a que el automóvil no frene en dirección recta.

¿Cómo comprobar el estado del líquido de frenos?


El test del líquido de frenos se realiza midiendo el punto de ebullición real del líquido en lugar de comprobar simplemente la proporción o porcentaje de agua en el circuito. De esta manera, el equipo de prueba debe generar una independencia entre la temperatura exterior y la composición química del líquido de freno para lograr una medición o lectura más precisa y fidedigna en cuestión de segundos.

El dispositivo electrónico cuenta con un semáforo donde se iluminan unas luces de acuerdo con el porcentaje de humedad y la composición química del fluido. Cuando se ilumina la cuarta luz es necesario realizar el cambio del líquido de frenos debido a que su composición ya cuenta con un porcentaje de humedad que supera el 4%.

Punto de Ebullición


El punto de ebullición del líquido de frenos determina su comportamiento con y sin exposición a la humedad:

Punto de Ebullición Seco: proceso mediante el cual se realiza la medición del punto de ebullición con un 0% en volumen (líquido en ausencia total de agua)

Punto de Ebullición Húmedo: proceso mediante el cual se realiza la medición del punto de ebullición con un 3.7% por volumen (el líquido contiene hasta un 3.7% de agua)

Mientras más alto sea el Punto de Ebullición Húmedo, más resistente será el fluido a las altas temperaturas del sistema de frenos una vez el líquido comience a absorber humedad.

¿Cada cuánto debo realizar el cambio de líquido de frenos?


Para aquellos vehículos (automóviles y motocicletas) que operan en alturas superiores a los 1.500 Metros Sobre el Nivel Medio del Mar (MSNMM) el cambio del líquido de frenos se debe adelantar de una manera más frecuente por efecto del cambio de temperatura a los que se exponen.

Es recomendable realizar el test del líquido de frenos cada vez que se ejecuta un cambio en el sistema de frenos (pastillas y/o bandas), caso contrario, cada año en el caso de los vehículos y cada seis meses en las motocicletas que cuentan con sistema de frenos de disco.

Cuando APPCEITE® presta su servicio de cambio de frenos, siempre realiza el test de líquido de frenos.



En la gráfica anterior el color verde indica que el líquido de frenos contiene menos de un 2% de humedad, el color amarillo indica que contiene menos de 3% de humedad y el color rojo implica que se presenta una absorción superior al 3%.

El color rojo indica la temperatura a partir de la cual el líquido de frenos comenzará a fallar por la absorción de humedad debido a que la capacidad de compresión será menor en la medida que la temperatura del sistema se incrementa. Por ejemplo, el Líquido de Frenos DOT 3 se debe cambiar una vez adquiere más de un 3% de humedad, pues el Punto de Ebullición Húmedo es 140 ºC y el fluido se recalentará rápidamente permitiendo su compresión (por efecto de la humedad en el fluido) y disminuyendo la capacidad de frenado del vehículo.